martes, 17 de junio de 2014

Primera jornada rolera en Bogotá

Hago una pausa en la escritura del libro (y también para descongelar un poco este blog) para invitar a los lectores bogotanos a la primera jornada rolera en esta ciudad. Después de 6 años dejamos de hacer torneos (por lo pronto, que yo sepa) para ensayar esta modalidad de encuentro rolero. 
Nos vemos por allá y terminando el comunicado sigo con el libro.

domingo, 22 de septiembre de 2013

A cronique du sentinel 2 parte

Segunda y última parte del relato. Junto las últimas entregas en este solo artículo Disfruten el final de la historia y espero comentarios para pasarle a mi amigo Ijaaiva.
___________________________________________________________________________

Mientras reposaba en la orilla, terminando de sacar el agua de mi piel antes de entrar en mi uniforme, el ánimo de los humanos parecía no mejorar, perder a un compañero siempre causa tristeza, pero para mí raza si un explorador o un guerrero murió cumpliendo con su deber es motivo de alegría, se le da un funeral, poniendo su hinkirith o su “barthar” (una lanza tribal usada por mi tribu asignada a un explorador o guerrero) en un espacio especial dentro de su pueblo. Realmente no es que en mi planeta tenga muchas superficies sólidas, así que hemos usado y colonizado nuestras lunas (las cuales también contienen grandes cantidades de agua) para los asentamientos de nuestras tribus.

Una vez terminado el descanso empezamos una búsqueda mucho más rápida, la urgencia de la seguridad y la vida de sus camaradas motivo a los humanos. Cuando les comente de las plantas carnívoras y se cuerpos vivientes gigantescos merodeando en el planeta su pesimismo pareció cambiar a un sentido del deber.

El capitán me entrego el cinturón de campaña de Zaitsev, el cual contenía una foto, un pequeño paquete de un material (conociéndolo posiblemente explosivo probablemente ilegal) y su cuchillo de campaña. Realmente nada útil teniendo en cuenta que la mayoría de su armamento aún está en la nave o lo que ha quedado de ella.

No pasaron muchos ciclos antes de encontrar incrustado en el coral otro de los cuartos de escape, se alcanzaba a notar un manchón de sangre en la puerta del mismo, al parecer perdió el impulso y cayo zancas arriba, lo primero que hicimos fue intentarlo sacar del arrecife, no pensé que esta clase de mecanismos fuese tan pesado o quizá el coral estaba intentando retenerlo en el suelo, después de varios intentos lo desatascamos de la masa rocosa.

jueves, 5 de septiembre de 2013

A cronique du sentinel

Este es un cuento que esta publicando mi amigo Ijaaiva en facebook y que transcribo aquí. Por supuesto es dentro del universo de Galaxy Sentinels.

____________________________________________________

A CRONIQUE OF A SENTINEL: PARTE 1

Los humanos tienen un raro sentido de la palabra “alienígena”, se han esparcido por toda la galaxia como una enfermedad, más cruel y sangrienta que la infección “ayuji” que casi acaba con mi especie hace muchos ciclos; ante tal catástrofe llegaron como las buenas mareas aquellos arboles gigantes y dieron un nuevo respiro a mi raza (lo cual es irónicamente gracioso ya que la infección afectaba nuestras branquias).

Me acababa de despertar, salte de mí estanque, corrí a la ducha, procure quitarme ese horroroso aroma a cloro que me acompaña cada mañana (no sé por qué los humanos usan tal sustancia para mantener limpia su agua), me coloque mi uniforme y antes de salir revise mi forma ante un espejo.

Mis largas, fuertes pero no musculosas zancas, mi esbelto y resistente torso, y mis remos del mismo calibre; empacadas en el uniforme de los centinelas, adaptado para permitir la flexibilidad y forma de mi cuerpo.

Salí de mi habitación quedándome inmóvil frente a mi puerta, ignorando los demás cadetes mientras el jupiteriano, nuestro capitán, pasaba revista de la compañía; pese a su tosca actitud suele ser amable conmigo, creo que es porque soy el único del grupo que puede mirarlo a sus pupilas sin tener que mirar hacia abajo.

--cadete Ahrjarh— (ese soy yo) dice en su gruesa y retumbante voz el jupiteriano, una vez pasada la revista, --repórtese al comando, ¡compañía, Ar!--. Devolviéndome a mis aposentos, abrí el baúl done se encuentra mi “hinkirith” un arma tribal de mi planeta natal, la cual me han dejado traer hasta los cuarteles de los centinelas. Para ellos no es más que un “tridente” o al menos así ellos lo han denominado. Para mí, mi raza, mi tribu, mi especie, es el significado de adultez, de madurez, de un honorable guerrero.

Es extraño también que los humanos usen el oxígeno en su aire, por lo que entiendo ellos lo inhalan en pequeñas cantidades, aun así, me es difícil respirar en esta atmosfera artificial, al llegar a la cabina de mando he tenido que detenerme un segundo para guardar la compostura dejar de jadear, levantar la mirada, y entrar.

En la imagen flotante de aquel cuarto se encontraba el oficial de mando de nuestra unidad, un terrícola, me informa de una misión de exploración a un planeta en el sector 7 a los límites del sector 8, dando detalles de su atmosfera, su superficie, mayormente cubierta de agua, aceptando las ordenes me he retirado del cuarto y he ido con el capitán Alviss, el jupiteriano, quien se encuentra dando las instrucciones a la compañía, al entrar me señala como su segundo al mando, la mayoría de ellos terrícolas, exceptuando por el venusino, nos hemos embarcado en un transporte espacial.

jueves, 27 de junio de 2013

De las viejas épocas del rol




Como dice un excelente canal Bogotano: Hagamos memoria.
Este ejercicio lo hago al haber leído este buen artículo


A principios de los noventas existieron realmente dos corrientes por estos lares jugando los mismos juegos. Esto después de haber pasado la época de los pioneros del D&D de la caja roja en el legendario club Trolhatan (del cual hablaré en su momento):
Los "oficiales" de la Librería Francesa que tenían en el lugar toda una organización de directores. Esa rigidez y selección minuciosa de aquellos que dirigían allá los obligaba a seguir las reglas de los libros al pie de la letra. (a parte que tenían que usar el libro original. Algo completamente comprensible pues, era y es tienda. No podían llenarse de fotocopias.)

Por otra parte estábamos los que hicimos del famoso "sandbox" algo usual, usábamos las reglas de AD&D como mejor nos parecía y no le teníamos nombres claros. Rotábamos la dirección y pasábamos fines de semana enteros con pocas horas de sueño, mucha comida y mucha diversión.


Hey... Este no era mi set de dados. No exageren.

Salían instantes muy brillantes en las historias gracias a la interpretación. Con solo 5 magias de primer nivel como "cantrip" o "luz" el mago y el ladrón sacaron al clérigo y al alcalde del pueblo de un secuestro hobgoblin. no me extenderé en detalles pero ustedes como jugadores veteranos se imaginaran lo delicioso que resulta contar esas historias. Por supuesto les premie con muy buenos XP por su gran interpretación.
Ese es otro detalle. Usábamos palos o escobas y a la hora del combate, antes de los dados ilustrábamos entre master y jugador como eran las fintas y los cortes al detalle. Si no se resolvía así no importaba, pero lo hacía descriptivo y chévere (como decimos por acá: guay) Eso lo hacía más interpretativo y nos evitábamos las miles de tablas, como supondrán, nunca usamos el "Combat & tactics" o el "Skills & Powers" y las miniaturas las usábamos meramente para representar una situación demasiado especifica. Los mapas los iba dibujando alguien para mantener el factor sorpresa y que exploraran a medida que avanzaban.

miércoles, 24 de abril de 2013

Transhumanismo en el universo Galaxy Sentinels

Hola Exploradores:

Siempre es un pensamiento recurrente como será la sociedad humana dentro de mil años. Y sobre todo para términos dramáticos, e indirectamente prácticos: ¿cual es la escala de valores de los individuos de aquella época?. Bueno,  lo cierto es que yo por lo menos hice un ejercicio en tres fases:

-Concepto actual de trans humanismo.
-La pseudo religión de la ciencia y la religión de la pseudo ciencia.
-Humano, trans humano y no humano en el juego.


Ampliemos:

Concepto actual de trans humanismo.

¿Algo así?
Actualmente existe una comunidad de intelectuales (no los llamare científicos) que además de depositar su esperanza en la tecnología quieren alcanzar la inmortalidad a través del abandono de cuerpo físico al pasar a uno cibernético, de mejorar el existente con biotecnología avanzada, otros más osados hablan de pasar al mundo virtual, a la red  al mejor estilo de autores como William Gibson (el cual escribió un episodio para X files muy interesante al respecto llamado "Killswitch". No. 11 de la 5 temporada para el que le interese). La verdad hay más de uno que comparte este concepto pues eso de trans humanismo se refiere a evolucionar más allá del cuerpo que tenemos a uno que nos permita ser inmortales y trascender realmente (¿?) Esto se limita a la ciencia ficción puesto que por ahora no se conocen máquinas más perfectas que el cuerpo y el cerebro humano. Los intentos por prolongar la vida no son aún fructíferos (aunque viendo a la señora Isabel II lo dudo a veces) así que solo hacen parte de un proceso laaaargo de evolución histórica y social donde la expectativa de vida dejo de ser de 30 años como en el imperio romano a una de 65 a 70 años en promedio mundial (África y Latinoamerica bajan mucho el promedio por cuenta de la pobreza, la guerra y la corrupción). 
Así que a menos que tanta basura mediática y farandulera disminuya, tendremos un trecho muy largo todavía (sin ponernos apocalipticos) para que logremos el objetivo trans humanista pero... ¿Que tan valido es el concepto trans humanista por seductor que parezca a los ciberpunks y amantes de la cibernetica?

viernes, 15 de marzo de 2013

El eterno retorno del Sci fi

Hola exploradores:

Mientras escribo y estudio (si, volví a las aulas después de 10 años, aún me confunden con un profesor) me llegan a la cabeza ciertos pensamientos acerca de la ciencia ficción y del juego de rol y ahí es cuando quiero citar al de siempre, a Isaac Asimov con respecto a una reflexión sobre su cuento "Historia Bélica" y que transcribo a continuación:
____
En 1950, estalló la guerra de Corea y sobrevinieron tiempos de depresión, casi tan penosos como los actuales. No quiero ocultarles a ustedes que no soy nada entusiasta de lo que Otelo llamó "el orgullo la pompa y el aparato de las gloriosas guerras".
La Segunda Guerra Mundial ha sido algo único. Una guerra que alimentó pocos escrúpulos idealistas, Una guerra en la que se luchaba contra el mal absoluto, al parecer, bastante más allá de la usual difamación del enemigo. AL menos, dio lugar a la esperanza de que, una vez acabada, el mundo se organizaría de forma tal que previera la posibilidad de otras guerras futuras. La euforia de los días inmediatos al final de la catástrofe y de las disposiciones de las Naciones Unidas no duró mucho y la guerra de Corea dio al traste con la aurora de las grandes esperanzas.
Ustedes deben pensar que los escritores de ciencia ficción estábamos la mar de bien. Que recurriríamos a nuestro habitual "escapismo". Podíamos largarnos al espacio exterior, dejando atrás la Tierra y sus problemas cotidianos. Pero escapar no es tan fácil. El divorciarse de la realidad es más difícil de lo que ustedes piensan, y cuando, en los días de Corea, me marché en mi nave espacial hacia las vacías distancias entre las estrellas... ¿qué encontré allí? Una guerra interestelar, una batalla por una nave espacial.
¡No podía escaparme! *
___________________________ 
Es algo que me llego a la mente porque en esto de la opera espacial siempre vienen los personajes y referentes inevitables: El extraterrestre monstruoso, el marine espacial, el pequeñín simpático, el grandulon tierno, el androide... Y veo que siempre con estas cosas sucede que si salen, el público se queja por usarlos de nuevo y si se quitan, la gente pregunta por que se quitaron y donde se les dejó.

En el juego de rol pasa que estos personajes siempre serán recurrentes pues mucha gente gusta de ellos y en muchas oportunidades sirven de referente para aquellos que hasta ahora llegan al mundo del rol.