jueves, 21 de diciembre de 2017

Volviendo, con mucho que decir

Hola Exploradores:

Imagen propiedad de Disney Lucasfilm, acostumbrense.

Ahora que hay tantas redes sociales diferentes he abandonado un poco este medio, pero veo que regresar a él es muy útil para ciertos escritos, uno es el del tipo editorial o de una reflexión sentada de tipo personal. Espero que eso lo tengan en claro cuando lean los artículos que de ahora en adelante seguiré subiendo y sobre este en particular tengo dos cosas que quiero advertir:

1 No será un artículo corto, no hago caso a esos formatos mercantilistas que dictan que un artículo de un blog debe tener no más de no se cuantas palabras, aquí escribo para el que le gusta leer hasta el final y ahí sí, opinar basado en su criterio y formación.

2 A partir de este artículo hablare de aspectos de la vida actual, en este caso de Los Últimos Jedi, pero siempre con una estrecha relación con Galaxy Sentinels, porque sencillamente en este universo transmedia reflejo mucho de mi punto de vista, así que inevitablemente lo compararé.

Dejando esto en claro tengo mucho que decir con la película de Los Últimos Jedi, porqué me gustó, pero en especial porqué Disney, por lo menos conmigo, se ha suicidado y espero que muchos lo entiendan y ojalá lo compartan. Comencemos:

Por supuesto La guerra de las galaxias es una de las grandes inspiraciones de Galaxy Sentinels, una inspiración para emular lo sumamente valioso y a la vez para no cometer sus mismos errores, igual sucede con Viaje a las estrellas, con la Fundación de Asimov y con otras. De otro lado estamos en un momento donde estas grandes historias están siendo renovadas por causas que obedecen a mas que obvios intereses comerciales, paradojicamente en un mundo donde se supone que si algo no te gusta pues no lo consumes, pero al mismo tiempo si no lo haces entonces eres una especie de paria social, un hipster, un amargado. Por eso siento que vale la pena hablar de este tema y de pararme desde la posición de mi creación para tener voz pertinente, mas desde el fenómeno de consumo y creación de contenidos masivos que desde el análisis cinematográfico, porque si lo hacemos desde el análisis fílmico estaríamos usando una regla milimétrica para cortar una barra de pan, no creo que sea productivo por fuera del ámbito académico citar a André Bazín o a Rudolph Arnheim para analizar el cine de consumo masivo, esto más bien merecería ser visto desde lo sociológico, pero aquí no voy a hablar de sociedad y cultura de manera muy profunda, para eso me pagan. Lo que sí haré es abrir este espacio para mostrar mi opinión, que se basa en 18 años de aprendizaje y práctica alrededor del cine y la escritura.

A mí me gusto la película de "Los Últimos Jedi" así como me gustó "Star Trek Discovery" y en cierto sentido me gustó "La liga de la justicia", pero no se engañen, me gustó como el que le gustó en una medida intrascendente los huevos revueltos de un día cualquiera. Lo que sí quiero ver más allá de esos huevos revueltos es el valor nutricional, la vitamina, la proteína, el calcio o el magnesio de esos huevos, lo demás ya saben a donde va a parar después de un proceso digestivo. En LUJ hay una vitamina muy valiosa que logre extraer gracias a tener alguna capacidad de absorción digestiva para ver cine y es la historia de Luke Skywalker, de hecho el resto se vuelve intrascendente para mí, no me interesa, me divierte sí, pero es una entrada para el plato principal, Rei es solo una excusa para concentrarme en la historia de trascendencia espiritual de Luke, lloré inconteniblemente en sus últimos momentos en la historia porque transmite un mensaje muy profundo a nivel espiritual, tanto como lo quiero transmitir en Crononauta de Luz, de como nuestro viaje personal es cósmico, que estamos en un constante ciclo en espiral de aprendizaje así como aún lo hace Yoda. Nuestro esfuerzo y sacrificio personal de aprender y mejorar para nosotros mismos se ve reflejado hacia los demás, no al revés, de nada servimos a alguien si estamos averiados, ese camino de trascendencia es el mismo que se nos ha contado por siglos con los grandes hombres como Sankara, Milarepa, Jesus, Buda y que estamos todos llamados a hacer irremediablemente en algún punto de la existencia. Aprendemos más de nuestros errores dice el sabio duendecillo que ahora es uno con la fuerza y le da a Luke esa paz y ese objetivo que tanto buscó con el auto exilio, así es capaz de darle unas palmadas de la manera más elegante no solo a su arrogante ex discípulo sino a todos los personajes, no en vano los niños al final de la cinta cuentan la historia de Luke, no de los otros.

El resto de la cinta son como las palomitas de maíz, sabe bien pero son solo aire, solo se salva el detalle de poner a la mujer en puestos de liderazgo y demostrar su sensatez, pero ojo, las mujeres maduras y equilibradas, porque del otro lado esta la otra lección de poder femenino completamente caricaturizado con Phasma, de resto se consume fácilmente el resto de palomitas (valió la pena el 4D) sobre todo agradezco las secuencias de batallas espaciales en cualquier película de La guerra de las Galaxias.
Imagen propiedad de Disney Lucasfilm para pesar de ellos de ahora en adelante.
Entonces como no esperaba algo mejor que El imperio contraataca, pude disfrutar relajadamente la montaña rusa y de ñapa me lleve este hermoso instante espiritual de Luke y dicho sea de paso, cierra mi inversión monetaria en la franquicia, digo adiós al episodio IX los spin off venideros y todo aquel rédito a la nostalgia que quiera sacar Disney y me dedicaré a explorar más profundamente el antiguo mundo expandido conocido ahora como "Leyends" y seguir tolerando las precuelas como esas cosas que nunca podremos cambiar. no le deseo ni bien ni mal a los fanáticos y a los que hagan parte de este gigantesco (para mí) fanfic que hicieron de Star Wars desde El despertar de la fuerza. Es lamentable como muchos se sienten traicionados porque no era la película que buscaban o como otros tratan de defender la cinta de manera equivoca,  la solución es crear tu propia historia dentro del universo como lo estaba haciendo tanto fanático con Leyends, era tan orgánico y tan cercano al fanático que me inspiró a crear el universo de uso libre de Galaxy Sentinels, ese gran marco que cualquiera puede hacer oficial dentro de una historia de ópera espacial que el que se queje es porque no ha hecho lo suyo, lo propio teniendo todo servido.

Es simple, existe una novela que enmarca el universo y un juego de rol que enseña a los que nunca han estado en esto y no son, ni se sienten artistas, la manera de crear su propia historia. Esta el juego gratuito en la página, la sola novela o todo el paquete en un solo libro. Lo único que hay que hacer para que su historia sea como usted quiera, es respetar tres reglas:

1 No alterar (se puede mencionar) la trama y los protagonistas principales de las novelas (en este caso Crononauta de luz) porque eso es de donde el autor alimenta el universo y gana su justo dinero.

2 No cobrar por lo hecho, todo el resto del universo esta bajo el libre uso, lo único que hay que hacer es compartirlo tal y como esta, de la misma manera ni yo ni ninguno involucrado con Galaxy Sentinels podrá cobrar por este universo expandido a nivel de contenido, esto es de todos y lo que usted hizo o lo que yo haga para el resto del universo narrativo es gratis.

3 Reportarlo. Hay que avisar que se hizo algo, no solamente para que lo conozcamos, sino que también se hace oficial en la medida que nosotros nos enteramos. Solo pedimos eso, que nos avisen así de paso difundimos la obra hecha por ustedes y alimenta este transmedia comunitario.

Así dejamos de lado toda esa lamentable disputa que se ha generado por una historia que nunca fue nuestra, tal vez alguna vez existió la licencia implícita de escribir o dibujar o crear en el universo de Leyends, pero eso para muchos es ahora un sacrilegio, sobre todo para los ejecutivos de Disney a los cuales realmente les duele es que no les consuman, que no les facturen por el uso de su contenido, toda la crítica normal o especializada les resbala más que aceite sobre teflón, así como todo el cine de Hollywood que seguirá haciendo secuelas, spin off, merchandising y precuelas de lo que alguna vez fue una gran idea, como re usando aceite cada vez más lleno de colesterol o moliendo los sobrantes de empanada para hacer nuevas.
De las cosas buenas que Disney no quiere que se vea ni se consuma.
A las nuevas generaciones les doy un mensaje, no los estoy excluyendo por no verle interés, ni pies, ni cabeza a los nuevos personajes de este fanfic llamado Star Wars/Disney, ustedes son los nativos digitales por excelencia, son los que crean ships, escritos, historias alternas, ilustran y juegan, son co creadores así que les invito a que dejen de ser pasivos y dejen de aceptar con la cabeza agachada algo que no les satisface solo porque es "de su época", esta la época de todos los que estamos vivos y podemos crear algo, les invito a que imaginen sus propias historias a través de esta propuesta independiente que nombraré cada vez que surja una opinión de mi mente y mis dedos, que no caigan en la trampa de los bandos, que no se sectarizen ni que traguen entero.

A los aficionados que se sienten traicionados por esta nueva película les recuerdo algo que desprevenidamente han dicho muchos en redes sociales: Esto no es propiedad de los fans. Deje de lamentarse y dedíquese a la acción, a crear a disfrutar haciéndolo y quejarse menos, ya les ofrecí una manera o alternativa si no se sienten capaces de escribir o dibujar, un lienzo disponible donde hacer lo suyo, pero si es de esos fanáticos pasivos que espera que por telepatía o por obra del universo hagan lo que a usted le gusta pues no se queje, guarde silencio, sabía que esto iba a pasar porque es cine comercial, es entretenimiento que obedece a las políticas de turno, usted muy por dentro lo temía y tenía la ingenua esperanza de que por cosas del destino la película iba a ser exactamente como usted quería "sorprenderse" como si los tiempos no cambiaran y por eso repito, deje de quejarse y haga la historia que le guste, lo invito porque yo si estoy muy interesado (no como Hollywood) de ver lo que usted imagina, seguramente serán historias maravillosas dignas de ser compartidas, tengo la plena seguridad de que así es.

Vamos a hacer un picnic, todos traemos la comida y todos comemos algo que nutra mucho más (por cierto yo no compro en la confitería de los teatros a menos que lo pueda canjear por puntos ¿y usted?.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario